martes, 28 de julio de 2015

No cambies el mundo para mejorar tu negocio


- (ALTO CARGO EN CORREOS): el correo convencional está muerto. Es tremendamente difícil innovar y hacer cosas originales en este sector. Ya nadie escribe cartas.
- (YO): ¿Habéis realizado algún tipo de búsqueda de grupos de nicho, al margen de las empresas, que sean usuarios habituales?
- (ACC): Si pero no hay nada, Internet nos ha matado. Tenemos que crear algo nuevo para competir con Internet.  
- (YO) Pues yo mando postales con regularidad. De echo me gusta escribir y a veces mando cartas. Pertenezco a un proyecto donde nos intercambiamos postales entre miles de personas en todo el mundo. Y permítame un consejo: Competir con Internet es como poner puertas al campo. 

Hoy, mientras leía un artículo sobre innovación, me ha venido a la mente esta conversación. Esta es una charla que mantuve con un empleado de Correos, de esos que se dedican a la "innovación". Eso del cual tanto alardeamos y tan poco sabemos qué es y mucho menos como se lleva a cabo. 

Imagen de la web de http://tarifas.net/files/2011/11/Tarifas-correos-2.jpg


Basta con implicarse y fomentar iniciativas que la gente genera. Hay muy buenas ideas que la gente ha puesto en marcha o que ha comentado por Internet. ¿Porqué tenemos que crear algo rompedor?¿Por qué no unimos fuerzas y le damos un empujón a aquel proyecto que nos interese? Continuando con la conversación de Correos me resultaba curioso ver como ese hombre tenía como objetivo reeducar a la sociedad cuando delante suyo tenía un potencial usuario de sus servicios. Es la típica ceguera que nos surge cuando queremos cambiar el mundo revolucionando a un continente entero cuando la realidad es que podemos comenzar la revolución en nuestro barrio. 

Postcrossing celebra este año su décimo aniversario desde que empezaron a gestionar el cruce de postales.


Incluso en un área tan antigua como la de correos podemos tener nuestros nichos interesantes. El ejemplo citado en la conversación hace referencia al proyecto Postcrossing, donde la gente se dedica a mandar postales a desconocidos y a su vez recibirlos de un tercero. De esta manera se genera una red de interacción entre personas en todo el mundo donde nos escribimos, mostramos nuestro país, nuestra cultura e ilusionamos a las personas que reciben la postal. 

Uno de los casos donde la persona recibió más de cien cartas. Imágen tomada del Instagram de Moreloveletters.


Pero podemos encontrar otras iniciativas como More love letters donde la gente envía desinteresadamente cartas de cariño a gente que lo necesite. Este proyecto lo inició una joven con idea de poder ayudar a gente con depresión. A día de hoy se ha convertido un entretenimiento a la vez que terapia traspasando fronteras. 

Estas dos iniciativas tienen en común la necesidad de enviar una carta o postal utilizando el servicio de Correos pero seguro que si seleccionáramos otro negocio conseguiríamos encontrar aficiones y nichos de nuestro interés para darle un nuevo impulso a nuestros negocios...

... O simplemente para disfrutar y entretenernos.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario